Albatana

La principal actividad económica está basada en la agricultura (vid y olivo)

Acueducto de Albatana
Compartir:

Municipio de 856 habitantes y 31 km2 de extensión, al Este de la Comarca Campos de Hellín. Bien comunicada por la carretera comarcal 412 Almansa-Orcera.

Estructura económica

La principal actividad económica está basada en la agricultura (vid y olivo), un poco de ganadería (ovino y caprino) y algún cultivo específico como el azafrán.

Actualmente la agricultura se ha visto transformada por el plan de regadíos de Ontur, que ha hecho que una parte del término municipal se transforme de secano en regadío, con un mejor aprovechamiento del agua (riego por goteo).

La actividad industrial es escasa, como en la mayoría de los pueblos del medio rural, centrándose ésta en la construcción y algunas actividades familiares para terceros, o bien talleres de maquinaria agrícola o la reciente de fabricación de estructuras metálicas.

Cuenta con una cooperativa vitivinícola, una bodega privada, una almazara y una fábrica de productos cárnicos.

Servicios e instalaciones

La localidad cuenta con Centro de Salud, un Consultorio médico, pista polideportiva y piscina municipal.

Un servicio de autobuses diario a distintas localidades como Hellín, Jumilla, Albacete, Alicante y periódicamente a Benidorm.

Una pensión con restaurante, más unos cuantos bares y pub, completan este sector.

La iglesia de San Ildefonso, de estilo neoclásico preside, junto al Ayuntamiento la plaza principal, en donde además se ubica un agradable y bonito parque, orgullo de la población.

El “Acueducto de Albatana”, con sus 470 m de longitud y situado en el paraje denominado Los Molinos, en las cercanías de la población, es la más interesante obra hidráulica de la provincia. Fechado en el s. XVIII, en principio se utilizaba como batán, para el lavado de las lanas, abasteciendo posteriormente un molino. Todavía hoy se encuentra en servicio.

Fiestas

Las fiestas patronales:

  • 23 de enero en honor a San Ildefonso
  • 15 de mayo, festividad de San Isidro, patrón de los agricultores

La Historia de Albatana

Por ser una población pequeña, y haber ocurrido en ella hechos y circunstancias que escapan hoy a nuestra lógica, es muy difícil encontrar hoy documentación fidedigna de Albatana, si no es por medio de pasajes históricos que colateralmente atañen a poblaciones del entorno de este pueblo.

Hay un yacimiento ibérico a un kilómetro del pueblo, denominado El Castellón que, según la autora Luisa Soria Combadiera, en su libro denominado “El horizonte ibérico del Castellón”, dataría del siglo V al III antes de Cristo.

El Canónigo Juan Lozano Santa, en su “Historia antigua y moderna de Jumilla”, publicada en 1800, se inclina por afirmar que Albatana era la antigua Eló, devenida después en Elotana, vagamente configurada en ciudad episcopal entre Cartagena y Toledo.

Este mismo autor cita en la misma obra cómo el 8 de junio de 1289, Don Gonzalo García de la Maza, Señor de Jumilla, en ésta época pueblo del Reino de Aragón, nombra para evitar discordias con los pueblos vecinos con el término de Jumilla, representantes de dichos pueblos para establecer sus límites, y entre ellos ya se cita a Albatana-Ontur.

Como toda la comarca queda encuadrada dentro del Marquesado de Villena desde su fundación, Albatana junto a Ontur, queda dentro de un mayorazgo fundado por D. Alonso Entenza Pacheco y Doña Aldonza Cháscales, por testamento otorgado en Murcia en junio de 1571 por el rey Don Fernando VI a Don Diego Alonso, como poseedor del Mayorazgo.

Las poblaciones de Ontur y Albatana aspiraban, en la segunda mitad del s. XIX a quedar libres del Mayorazgo, acto que dieciséis vecinos, en representación de ambos pueblos, consiguieron acordar con el Señor Don Eduardo Wal y Vera de Aragón, Marqués del Campillo de Murcia, el 7 de junio de 1879. Por el precio de trescientas mil pesetas, pagaderas en doce años.

El último plazo, el señor Marqués no lo pudo recibir a causa de su fallecimiento. Su heredera, la Señora Condesa de Sástago y sobrinos Señores Marqueses de Monistrol y Aguilar se negaban a recibir el plazo estipulado, y por tanto librar carta de pago y registro de escritura.

Después de no pocas negociaciones, la Señora Condesa accedió a admitir los compromisos estipulados y así, Albatana como Ontur, quedaron libres del dominio del Mayorazgo, dos años después de lo acordado, es decir, el 30 de noviembre de 1853.

En 1900 Albatana, a petición de sus vecinos y Ayuntamiento con el acuerdo de Ontur, queda integrado en un único municipio pasando a llamarse Ontur-Albatana. El 1 de agosto de 1912 se segregó de Ontur y tiene desde entonces vida propia, política y administrativa.