El redescubrimiento.

En el año 1987, unas grandes lluvias ahondaron un cauce natural de desagüe en la zona denominada El Reguerón, y pusieron al descubierto un derrumbe de grandes sillares, algunos con vestigios de una inscripción monumental; en ella se mencionaba a un emperador y a otros importantes personajes romanos.

Con ese motivo se planteó una intervención que se prolonga hasta hoy, y que ha dado como resultados principales la identificación de El Tolmo con un municipio romano, seguramente la ciudad de Ilunum que cita Ptolomeo, y con el obispado de Eio en época visigoda.

Bloques conservados de la inscripción monemental y posible ordenación
sillar con parte del nombre del emperador Augusto
historia del yacimiento
menu principal
sigue