El reguerón.

En los primeros años, la intervención arqueológica se centró en la zona donde había aparecido el gran derrumbe de sillares.

Hoy sabemos que en esta zona se ubicaban las estructuras de defensa de la ciudad, pues era la única accesible; aquí existieron fortificaciones de la Edad del Bronce, englobadas en la gran muralla de mampostería de época ibérica hoy visible.

Por delante, el año 9 a.C. se construyó un muro de sillería con motivo de la conversión de la ciudad en municipio romano, al que corresponden los grandes sillares con la inscripción monumental.

Muchos de ellos se reutilizaron en una nueva estructura en forma de L, que se construyó en época visigoda y cuyo pronto derrumbe dio lugara la configuración del Reguerón que todavía hoy se perdura.

Plano de El Reguerón. Campaña de 1995
reguerón. calzada
menu principalexcavaciones arqueologicas
zona norte