La basílica.

Los trabajos realizados en la meseta superior han puesto al descubierto un edificio religioso de época visigoda, seguramente la iglesia principal del obispado de Eio, que las fuentes nos dicen fue fundado en el interior por los visigodos tras la pérdida de Ilici (Elche) a manos de los bizantinos.

Es una basílica de tres naves separadas por arquerías sobre columnas, con baptisterio por inmersión a sus pies. Se conservan algunos de sus canceles, capiteles, ventanas, etc. A su alrededor, edificios nobles debieron servir como viviendas o como centros de la administración eclesial.

En la zona de la cabecera hay una interesante necrópolis de inhumnación, donde sin duda se enterraron dignatarios eclesiásticos y civiles. En época islámica se reutilizaron los restos de la iglesia para instalar viviendas y una zona de actividades artesanales varias.

Entrada a la basílica
menu principallas excavaciones arqueologicas
Nave principal
Basílica