Las intervenciones de Sánchez Jiménez.

En 1942, el director del Museo de Albacete, Joaquín Sánchez Jiménez, junto con Antonio García y Bellido y Blas Taracena Aguirre, plantearon una excavación en varios lugares del Tolmo y de sus inmediaciones, entre ellos en la única zona de acceso, El Reguerón, donde en el año 1929 había aparecido una cabeza que hoy se conserva en el Museo de Albacete.

En la parte superior y en las laderas se realizaron sondeos y zanjas exploratorias cuyo único resultado fue hacer ver que el yacimiento era fértil.

En la zona de El Reguerón, el sondeo se practicó dentro del relleno de piedra de la muralla, lo que impidió cualquier conclusión de interés.

fragmento de la muralla que protegia la ciudad
historia del yacimiento
menu principal
sigue