Los primeros datos.

Durante siglos EL Tolmo de Minateda pasó desapercibido para los habitantes de la zona e incluso para quienes intentaron localizar las ciudades conocidas a través de los textos clásicos. La primera propuesta histórica sobre la zona del Tolmo data del año 1794, cuando el canónigo Juan Lozano, en su libro Bastetania y Contestania del Reyno de Murcia con los vestigios de sus ciudades subterráneas, propuso la ubicacion en la actual Hellín de la ciudad de Ilunum citada por Ptolomeo entre las de la regio ibérica de la Bastetania. Ello es una consecuencia del interés despertado por el movimiento de la Ilustración, el fenómeno cultural del siglo XVIII que movió a las minorías cultivadas a preocuparse por aspectos de la cultura hasta entonces ignorados.

Las excavaciones en Pompeya y Herculano, promovidas por Carlos III, fueron una de las causas que llevó al Estado español a preocuparse por sus antigüedades romanas que hay en España, en especial las pertenecientes a las Bellas Artes, obra de A. Ceán Bermúdez) se les reservaba un importante papel. Poco después, y tras la creación de las provincias actuales, desde el Estado se promovieron las Comisiones Provinciales de Munumentos Históricos y Artísticos, cuya misión principal fue velar por los bienes patrimoniales.

De esos años datan las primeras noticias que conocemos sobre El Tolmo de Minateda. En 1829 el Diccionario estadístico-geográfico de España Y Portugal de Tomás Miñano dice que en El Tolmo existen "vestifios de haber sido una població inmensa y opulenta...". un documento de 1835 conservado en la Real Academia de la Historia, redactado por el entonces alcalde de Casas de Ves ( Albacete), D. Isidro Benito Aguado, adjunto un dibujo del sarcófago paleocristiano descubierto en Hellín y que se conserva en esa institución. Al tratar de establecer la procedencia del mismo, discutida entonces -aunque hoy sabemos que procede del Tolmo-, da unas breves noticias sobre esta ciudad.

 

piedra con agujero
pila
trozo de muralla
menu principal
Historia del Yacimiento
sigue